La urbanización de los terrenos que hay al principio de la calle Cruz de la Cava se retomará en breve. El Ayuntamiento le puso a la empresa constructora, Gyesa, un pleito para quedarse con el aval íntegro de la obra depositado en el banco. Finalmente, ha ganado y con el dinero, después de un proyecto reformado, se urbanizará el terreno para que los vecinos afectados puedan por fin hacerse su casa.

Los dos avales suman un total de 384.120 euros. La aprobación inicial del reformado del proyecto de urbanización se publicó el 3 de marzo en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), hay que esperar un mes de exposición pública; después se hará la aprobación definitiva y pasará a la licitación de la obra.

Dicha obra consistirá en urbanizar la barriada poniendo farolas, acometidas de suministro de luz y agua, además de un centro de transformación para el suministro eléctrico de toda la barriada. La obra, una vez licitada, durará de 4 a 5 meses. La Promotora del sola se denomina PYM.

El 40% del total de los terrenos es de una comunidad de propietarios, el resto, un 60%, de una promotora de Sevilla que quebró. La empresa constructora, Geysa, también quebró y solicitó la devolución del aval, dejando el solar a medio urbanizar, con grandes agujeros y cables sueltos que ha resultado peligroso para los vecinos. Otro de los problemas en estos años ha sido la basura acumulada, con hierba muy alta que ha provocado la aparición de ratas.

Una vez termine la obra, el Ayuntamiento recepcionará las calles y los propietarios podrán urbanizar. “Algunos llevan bastantes años esperando para hacer obras, con el proyecto terminado y licencia de obras pero no se atrevían a construir por temor a que después el barrio no tuviera los servicios necesarios”